Menú

Cómo actuar en caso de electrocución infantil

Si el bebé toca una corriente eléctrica, con su dedo, pie o boca, por ejemplo, la corriente recorre parte de su cuerpo. Dependiendo de la fuerza, ​​el tipo de corriente y de la constitución de este, puede causarle una sensación de cosquilleo de fracción de segundo, una quemadura o una lesión grave.

Una descarga eléctrica puede ser muy leve y no causar daños a largo plazo. Sin embargo, una corriente lo suficientemente fuerte puede entrar en el cuerpo del bebé por un sitio y salir por otro dañando todo el tejido que encuentre en su camino.

Si el bebé sufre una descarga eléctrica, puede sufrir quemaduras en la piel; entumecimiento u hormigueo; contracciones musculares, dolor o debilidad o deficiencia auditiva. Un shock lo suficientemente grande puede hacer que el bebé quede inconsciente, que deje de respirar, que le produzcan convulsiones, paros cardíacos, daños en el cerebro en el corazón o en otros órganos, o incluso la muerte.

¿Qué hacer si el bebé ha sufrido una descarga eléctrica?

Si nos encontramos ante una descarga eléctrica, debemos apagar la fuente de electricidad si se puede: desenchufando el cable, apagando los magnetotérmicos o retirando el fusible de la caja.

No debemos tocar al bebé con las manos desnudas mientras esté en contacto con la corriente eléctrica y no debemos de tocar el agua en la que haya corriente o podríamos electrocutarnos. Si necesitamos romper la conexión del bebé con la corriente, usaremos un objeto que no sea metálico y que no conduzca electricidad, como una escoba de madera o una revista enrollada.

Si el bebé ya no está en contacto con la corriente, revisaremos su respiración. Si no está respirando, debemos de llamar rápidamente al 112 e iniciar un proceso de reanimación cardiopulmonar.

Si la respiración del bebé es relativamente normal debemos de revisar el color de su piel, en el caso de que se encuentre muy blanco debemos de llamar al 112 y estar atentos por si necesitamos realizarle una reanimación cardiopulmonar.

Debemos de buscar la piel quemada para evitar hacer más daño. Una descarga eléctrica puede causar una quemadura grave, incluso si una quemadura no se ve tan mal en el exterior, podría ser profunda y dolorosa. El médico limpiara y curara la quemadura del bebé y también verificara si hay daños internos.

¿Cuáles son las causas más comunes de electrocución en bebés?

Las principales causas de electrocución en bebés suelen ser:

  • Masticar o morder cables eléctricos.
  • Meter objetos metálicos en los interruptores de luz de las paredes.
  • Meter la lengua en los interruptores de las paredes.
  • Jugar con cables eléctricos y luces (en árboles de Navidad, por ejemplo)

¿Qué medidas tomar para evitar las descargas eléctricas?

Algunas medidas muy útiles para proteger al bebé de posibles descargas eléctricas son:

  • Hasta que el bebé aprenda a mantenerse alejado de los enchufes, es recomendable cubrir con tapas los enchufes y colocar en la medida de lo posible muebles pesados delante de ellos.
  • Reemplazar el cableado eléctrico viejo y eliminar del alcance del bebé cualquier cableado que pueda llevar corriente.
  • Usar un interruptor de circuito de toma tierra para los enchufes en el baño, la cocina y el patio. Estos interruptores de circuito ayudarán a prevenir descargas eléctricas en áreas húmedas.
  • Desenchufe los aparatos eléctricos cuando no los esté usando en el baño, así como el resto de aparatos de otras habitaciones.
  • Cuando se está fuera de casa, observe si hay algún tipo de instalación eléctrica que pueda ser peligrosa. Desde una arqueta con instalación eléctrica hasta regletas de luz para escaparates o puestos ambulantes.
¡Comparte, aprende y diviértete!
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone
Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

TE RECOMENDAMOS LEER MÁS SOBRE ESCUELA DE PADRES

Envía un comentario
Más en Escuela de padres
Consejos para lavar ropa infantil de forma correcta

Al igual que no bañaríamos a nuestro recién nacido con un champú o un gel de baño para adultos, tampoco deberíamos de...

Cerrar