Menú

Frases tristes

Aquello que tenías que decir a la persona amada queda para siempre dentro de ti; esa persona está allá, bajo tierra y ya no puedes volver a mirarla a los ojos, abrazarla, decirle aquello que todavía no le habías dicho.

Momentos en los que recuerdas el pasado y no sabes exactamente qué pasó solo sabes que desde que pasó no volviste a ser el mismo.

Las paredes que construimos a nuestro alrededor para mantener fuera la tristeza, también impiden que entre la alegría.

¡Qué ironía, después de un adiós no lloramos por los malos recuerdos, sino por los buenos!

¿Cuántas vidas vivimos? ¿Cuántas veces morimos? Dicen que todos perdemos 21 gramos en el momento exacto de la muerte, todos. ¿Cuánto cabe en 21 gramos?, ¿cuánto se pierde? Cuando perdemos 21 gramos, ¿cuánto se va con ellos?

No te preocupes por las personas que te odian preocúpate por los que actúan amarte.

La tristeza es una de las vibraciones que prueban que estamos vivos.

Lo difícil no es decir adiós, lo difícil es aprender a no volver.

A menudo el sepulcro encierra sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd.

Sé muy cuidadoso con todas tus palabras una vez dichas solo pueden ser perdonadas no olvidadas.

La vida es placentera. La muerte es pacífica. Es la transición que es problemática.

Soy cinta negra en romper mi corazón. Por cinturas que no he rodeado, abrazos que no he dado y labios que no he mordido.

¿Sabes qué encuentro interesante? Si pierdes a tu cónyuge te llaman viuda o viudo, si eres un niño y pierdes a tus padres, entonces eres un huérfano. ¿Pero qué termino se utiliza para describir al progenitor que pierde a un hijo? Supongo que es demasiado horrible para tener un nombre.

Nadie nota tus lágrimas, nadie nota tu tristeza, nadie nota tu dolor, pero todos notan tus errores.

La tristeza es como un tesoro precioso, que se muestra solo a los amigos.

A la hora de olvidar lo más difícil y triste es conseguir que se vaya del todo, todo aquello que ya se fue.

Los grandes no mueren, sólo se ausentan para ser recordados.

Llueve porque las nubes ya no pueden aguantar el peso y lloramos porque el corazón ya no puede soportar el dolor.

La tristeza no es inherente a las cosas; no nos llega del mundo ni de su contemplación. Es un producto de nuestro propio pensamiento.

Eras tú quien me dio más abrazos en los malos momentos, quien guardaba mis grandes secretos y disfrutaba con sólo verme feliz.

El dolor nos trae las mayores enseñanzas, pero el amor nos deja las mejores experiencias.

Se deja de querer despacio de desilusión en desilusión de tristeza en tristeza.

Mi sensación es que no hay nada mejor en la vida que abstenerse de lastimar a los demás y consolar a los que están tristes.

Como no sabemos cuándo vamos a morir, llegamos a creer que la vida es un pozo inagotable. Sin embargo, todo sucede sólo un cierto número de veces y no demasiadas.

Si el problema no se resuelve pasando de página la mejor solución es cambiando de libro.

Sonríe, incluso si es una sonrisa triste, porque más triste que una sonrisa triste es la tristeza de no saber cómo sonreír.

No he apreciado lo que he tenido, no lo he apreciado hasta que lo he perdido. Y si la fortuna o el azar me dan la oportunidad de volvernos a ver, juro que jamás te ocultaré lo que hay dentro de mi ser. Te abriré mi corazón.

Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza.

En el amor y en la guerra todo se vale, menos arrastrarse. En la guerra se muere de pie y en el amor se dice adiós con dignidad.

Por lo general, la gente piensa que soy una persona fuerte y feliz… pero detrás de mis sonrisas simplemente no saben cuánto estoy sufriendo.

Sólo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor.

Lloramos al nacer por tener que entrar en este gran escenario de locos.

El alma triste en los gustos llora.

La vida entera es como una película, pensó. Lo que pasa es que siempre parece como si hubieras llegado diez minutos después de que empezara, y nadie te cuenta de qué va, de manera que lo tienes que ir averiguando todo sobre la marcha a medida que la ves. Y nunca, nunca, tienes ocasión de quedarte en el asiento para el segundo pase.

Hay sonrisas que no son de felicidad, sino de un modo de llorar con bondad.

Hay momentos en los que, incluso para el ojo sobrio de la razón, el mundo de nuestra triste humanidad debe asumir el aspecto del Infierno.

Frases de tristeza y desilusión cortas

La tristeza puede llegar a nuestra vida de mil maneras diferente, ya sea porque nos sentimos solos y apesadumbrados, por un desamor o incluso por la muerte de un ser querido. Lo importante es, que cuando nos sintamos tristes, poder luchar ante esta emoción y sentimiento, haciendo que pueda volver a nuestra vida la felicidad. Mientras que esto ocurre, una de las maneras más sabias, es compartir con tus seres queridos o con el resto de personas lo que sientes, y no hay mejor manera que por medio de unas frases tristes.

Cuando leemos una frase triste de pena, algo en nosotros nos hace ver que no somos los únicos que han sentido este dolor y por lo tanto, nos vuelve más humanos y empezamos a comprender que a veces es normal sentir todo esta tristeza, ya que una vez que ha pasado, cuando somos felices, nos damos cuenta de los pequeños detalles, los cuales antes, quizás no nos dábamos cuenta de ellos, y que son esenciales para nuestra felicidad, valorando esta más que cualquier cosa cuando se encuentra frente a nosotros. Por eso mismo, tanto si eres tú quien está triste, como si es una persona cercana a ti, te recomendamos que leas estas frases de tristeza y pena y las compartas con esas personas que quieres ayudar.

¡Comparte, aprende y diviértete!
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone
Calificación: 4.7/5 (273 votos).

También te interesará:

1 comentario
  1. carlos rosa ordoñez
    Responder

    Todo lo que He leído está muy bonito y digno que se pueda usar para momentos de felicidad o momentos de triztesa o de dolor. También he visto frases de fortalecimeinto o para animar al corazón decaido. Están my bonitas, los felicito por tener ese deseo de ayudar a los demás, que cuando llega ese momento cualquiera puede tomar una de esas hermosas frases para consolar, fortalecer y dar animo a alguien que se encuentre como se encuentre poder ayudarlo con una de esas linda frases. Bendiciones y sigan adelante Dios sabe como los va a recompensar.

Envía un comentario
Más en Frases bonitas
Frases positivas
Frases positivas

Sueña como si fueras a vivir para siempre, vive como si fueses a morir hoy. Un optimista es el que...

Cerrar