Menú

Frases de felicidad

La felicidad depende de nosotros mismos.

La gente suele tener una idea poco acertada de qué es la felicidad. No consiste en echarse flores a uno mismo, sino en permanecer fiel a unas ideas que beneficien a toda la sociedad.

Muéstrame un corazón que esté libre de necios sueños, y te enseñaré a un hombre feliz.

La felicidad es el significado y el propósito de la vida, el fin de la existencia humana.

Aunque en ocasiones cae como un regalo del cielo, la felicidad suele ser como esa bella dama a la que tienes que conquistar.

Este sufrimiento no puede durar. Debo recordarlo y tratar de controlarme. Nada dura realmente. Ni la felicidad ni la desesperación. Ni siquiera la vida dura tanto.

La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos.

La felicidad requiere de coraje para tomar decisiones en las que creemos, ser fieles a nuestras ideas y arriesgarnos por lo que amamos.

Estaba aprendiendo, con bastante retraso, lo que muchas personas de su entorno parecían saber desde la infancia: que la vida puede ser plena sin grandes éxitos.

Cada minuto que estas cabreado pierdes sesenta segundos de felicidad.

El universo está gobernado por el yin y el yang. Luz y oscuridad, materia y antimateria, frío y calor… Por lo tanto, no tengas miedo de llorar, porque sin tristeza no hay una felicidad verdadera.

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.

Miles de velas pueden ser encendidas desde una vela, y la vida de esa candela no se acortará. La felicidad nunca se acorta al ser compartida.

El dinero no proviene de la madre naturaleza; por lo tanto, no te otorgará la felicidad. Siempre querrás más y más, y eso no hace feliz a nadie.

El secreto de la felicidad está en mirar todas las maravillas del mundo, pero sin olvidarse nunca de las dos gotas de aceite en la cuchara.

La verdadera felicidad es disfrutar el presente, sin dependencia ansiosa sobre el futuro.

Las personas felices poseen la increíble habilidad de deshacerse de los pensamientos tóxicos que dañan su autoestima, y no se preocupan por lo que no merece la pena.

En este final de siglo, la enfermedad de Occidente es la de la abundancia: tener todo lo material y haber reducido al mínimo lo espiritual.

No es sencillo encontrar la felicidad en nosotros mismos y no es posible encontrarla en otro lugar.

Nunca caigas en la trampa de escoger un trabajo que te aburra para disfrutar al máximo de tu tiempo libre. Si tienes la oportunidad, elige un trabajo que te enamore tanto como lo que haces en tu tiempo libre.

No valía la pena perder el tiempo en intentar cambiar el mundo; bastaba con evitar que el mundo lo cambiase a uno.

La mayoría de las personas son tan felices como ellas mismas deciden ser.

La libertad solo es el camino hacia la felicidad, pero para alcanzarla de verdad debes tener el valor de perseguirla con el corazón.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Dentro de veinte años probablemente estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste. Así que suelta las amarras. Navega lejos del puerto. Atrapa los vientos favorables en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.

El objetivo primordial del ser humano no debería ser encontrar la felicidad al final del camino, sino ser feliz durante el trayecto.

La felicidad no es algo ya hecho. Viene de tus propias acciones.

La alegría se esconde en lo alto de la torre de un castillo regentado por dragones y orcos, y para recuperarla tendrás que luchar duro, muy duro.

Muchas personas tienen una idea incorrecta de qué constituye la felicidad. No es conseguida a través de la auto-gratificación, sino a través de la fidelidad a un propósito digno.

Si quieres dar un gran salto hacia la felicidad, deja de intentar de cambiar lo que se escapa de tus manos.

La felicidad no depende de condiciones externas, está gobernada por nuestra actitud mental.

Para ser verdaderamente feliz, un hombre debe vivir absolutamente el presente.

La acción no siempre trae la felicidad, pero no hay felicidad sin acción.

No hay más que una vida, no hay Dios, ni reglas, ni juicios más que los que tú aceptes o crees para ti misma, y cuando se acaba, se acaba, duermes por toda la eternidad. Se feliz mientras estés aquí.

Frases de felicidad y mensajes de alegría

La felicidad es una de las emociones y sentimientos más gratificantes que tenemos, nos hace sentirnos bien con nosotros mismos y con lo que nos rodea y por eso, te hemos elaborado una selección de las mejores frases de felicidad y alegría, para que puedas compartir ese sentimiento tan bonito con aquellas personas que más quieres o simplemente expresar con palabras aquello que tienes dentro del corazón.

La felicidad cuando se comparte se vuelve mucho más valiosa, y puede llegar a crecer más de lo que piensas, por eso te animamos a que tus amigos conozcan estos mensajes de alegría que te proponemos. En este listado encontrarás frases de felicidad que han sido escritas por autores muy importantes de todo el mundo, pudiéndose leer en libros tan conocidos como El alquimista. Es importante que a pesar de los malos momentos que pueda darte la vida, valores aquellos más positivos y luches por ellos, ya que solo así conseguirás la felicidad plena en todo lo que haces, sintiéndote bien no solo con otras personas o con el medio que te rodea, sino más importante, contigo mismo. Cuando uno se siente bien con aquello que hace y que piensa, tanto a nivel personal, como con el resto de seres queridos, comienza a ser feliz y a lograr todo por lo que ha luchado en esta vida y esta sensación es simplemente increíble y muy satisfactoria.

¡Comparte, aprende y diviértete!
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone
Calificación: 4.7/5 (323 votos).

También te interesará:

Envía un comentario
Más en Frases bonitas
Frases célebres
Frases célebres

Cuando te das cuenta de que deseas pasar el resto de tu vida con una persona, quieres que el resto...

Cerrar