Menú

Cómo hacer un disfraz de romana

Disfraz de romana

Los disfraces de romana son siempre maravillosos, porque puedes lograr un atuendo elegante y original, y no necesitas grandes recursos para ello. Como podrás ver a continuación en este tutorial paso a paso, con un poco de tiempo y una pizca de tus habilidades DIY, puedes crear hoy mismo un disfraz de romana perfecto para tu pequeña, ya sea para su obra de la escuela, para jugar con las amigas, o simplemente para divertirse en casa. Inténtalo. Es muy fácil.

Paso 1: Preparando la tela de la toga

Los antiguos romanos empleaban la lana italiana para confeccionar sus togas, y estas debían ser expresamente de color blanco. Mientras más blanca e impecable fuese la tela, mayor clase o posición social denotaría.

No obstante, y si quieres un look diferente, también puedes optar por una toga morada. Este color era utilizado por los reyes y grandes militares durante las fiestas, e incluso, algunos mostraban sus togas blancas con pequeños ribetes dorados en los bordes.

En tu caso, no necesitas acudir a la lana ni comprar una pieza grande de tela, pues con una sábana que tengas en casa será más que suficiente.

Paso 2: Doblando la toga

Ahora que ya tienes la sábana lista, tómala en tus manos de manera que su mayor longitud quede horizontal y coloca un extremo sobre tu hombro izquierdo (el extremo adyacente deberá quedar sobre tu tobillo izquierdo).

Seguidamente, envuelve el resto de la sábana por debajo de tu brazo derecho y alrededor de la espalda. No dobles la tela demasiado ajustada al cuerpo, si bien es importante que puedas crear pliegues o dobleces con ella.

Ahora pasa la sábana por debajo de tu brazo izquierdo y frente al pecho. Vuelve a cruzarla sobre tu brazo derecho y cuando llegues a la espalda, empata el extremo que te ha quedado con el extremo inicial sobre tu hombro izquierdo.

Es importante que siempre dejes un hombro al descubierto, preferiblemente el izquierdo, pues así lo hacían los antiguos romanos.

Paso 3: Asegurando el disfraz con un broche

A la hora de unir los extremos de tu toga en el hombro izquierdo, puedes realizar un simple nudo, emplear un alfiler de gancho, o simplemente coser la tela.

Nosotros te recomendamos que hagas un nudo doble, y completes el disfraz con un broche decorativo o algún adorno especial. El broche puede ser de cualquier color, aunque el dorado era el más utilizado.

Si estás preparando el disfraz para tu pequeña hija, puedes incluso confeccionar un broche de cartulina dorada, o emplear pinceles para que tu niña lo dibuje a su antojo.

Paso 4: Confeccionando una corona

Si se trata de un disfraz de romana, ¿Por qué no hacer de reina romana? Para esto, sólo necesitarás un trozo de alambre, cuerda o elástico pequeño.

Ajusta el material para que se acomode al tamaño de tu cabeza, y con unas tijeras y una hoja o cartulina de color verde, recorta pequeñas figuras que se asemejen a las típicas hojitas de vid que utilizaban los romanos en la antigüedad.

Ahora solo debes pegar las hojas a la diadema y listo, ya tienes un elemento original y exclusivo para tu disfraz de romana.

Paso 5: El calzado adecuado

Las zapatillas deportivas están muy bien para el día a día, pero para lucir tu disfraz de romana como debe ser, necesitarás algo más exclusivo y típico. En vez de utilizar botas o zapatillas, apuesta mejor por unas sandalias de tiras, preferiblemente en color dorado o marrón. Si no tienes este tipo de calzado en casa, también puedes optar por utilizar unas sandalias comunes sin tacón, y con un trozo de cinta o cuerda, termina por completar el atuendo enrollándola alrededor de tus pantorrillas y hasta llegar a las rodillas.

Paso 6: Los accesorios

Los accesorios son muy importantes dentro de un disfraz de romana, porque definen qué tan original es tu atuendo y son los que, finalmente, marcarán la diferencia. ¿Qué accesorios puedes utilizar?

Pues anillos, pulseras, aretes colgantes, pulseras para los brazos, e incluso, el broche para unir la toga del que ya te hemos hablado. Ahora bien, no te olvides que cada uno de estos accesorios debe ser preferiblemente dorado.

Del mismo modo, necesitarás emplear un maquillaje neutro para el rostro, y para tu cabello, hazte un peinado recogido o una cola de caballo con pequeñas trenzas. Juega con tu imaginación y sé todo lo creativa que quieras.

Consejos

  • Para este disfraz, necesitarás emplear ropa interior blanca o de color carne, ya que, de lo contrario, podría notarse por encima de la toga.
  • Si vas a permanecer mucho tiempo con tu disfraz, asegúrate de fijarlo con imperdibles para evitar que se deshaga.
  • Para las personas zurdas, es recomendable invertir la posición de la toga sobre el hombro, ya que de este modo será mucho más fácil y cómodo.
  • Si quieres lograr un diseño exclusivo y resaltar por encima del resto, intenta realizar la toga con una sábana estampada.

Materiales que necesitarás para tu disfraz de romana

  • Sábana personal blanca o morada
  • Imperdibles o alfiler de gancho (opcional)
  • Cartulina dorada
  • Tijeras o cúter
  • Trozo de alambre o cuerda
  • Cartulina verde
  • Cinta marrón
  • Broche, pulsera y aretes dorados

Video de como hacer un disfraz de romana

¡Comparte, aprende y diviértete!
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone
Calificación: 4.3/5 (3 votos).

También te interesará:

Envía un comentario
Más en Disfraces infantiles
Disfraz de campanilla
Disfraz de campanilla

Para vestirse como Campanilla, no hace falta contar con polvos mágicos de hada ni trasladarse hasta El País de Nunca...

Cerrar