Menú

Cuento con moraleja: El cedro vanidoso

El cedro vanidoso

Esta es la historia de un cedro presumido y tonto, que se jactaba a diario de su hermosura. El cedro vivía en el medio de un jardín, rodeado de otros árboles más pequeños, y para nada tan bellos como él. ¡Soy en verdad, algo digno de contemplar, y no hay nadie en este jardín que supere mi encanto! – repetía el cedro en las mañanas, en las tardes y en las noches.

Al llegar la primavera, los árboles comenzaron a dar hermosas frutas. Deliciosas manzanas tuvo el manzano, relucientes cerezas aportó el cerezo, y el peral brindó gordas y jugosas peras.

Mientras tanto, el cedro, que no podía dar frutos, se lamentaba angustiado: “Mi belleza no estará completa hasta que mis ramas no tengan frutos hermosos como yo”. Entonces, se dedicó a observar a los demás árboles y a imitarlos en todo lo que hicieran para tener frutos. Finalmente, el cedro tuvo lo que pidió, y en lo alto de sus ramas, asomó un precioso fruto.

“Le daré de comer día y noche para que sea el más grande y hermoso de todos los frutos” exclamaba el cerro orgulloso de su creación. Sin embargo, de tanto que llegó a crecer aquel fruto, no hizo más que torcer poco a poco la copa de aquel cedro. Con el paso de los días, el fruto maduró y se hizo más pesado cada vez, hasta que el cedro no pudo sostenerlo y su copa terminó completamente quebrada y arruinada.

Algunas personas son como los cedros, que su ambición es tan grande que les lleva a perder todo cuanto tuvieron, pues no hay nada tan fatal como la vanidad, y debemos evitar ser engreídos con las personas que nos rodean.

El cedro vanidoso

¡Comparte, aprende y diviértete!
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

También te interesará:

13 comentarios
  1. Pablo
    Responder

    En el cuento del cedro vanidoso hay un dibujo de un cerdo. Gracias por los cuentos los disfruto con mis pequeños. Saludos

  2. Nilena
    Responder

    A mi bebé le encantan todas las noches le Leo 1 antes de dormirse gracias.

  3. miguel angel arredondo
    Responder

    que no debe uno ser presumido ni ambicioso

  4. Rrrrrrr
    Responder

    Gracias estos cuentos me ayudaron a hacer tareas

    • diana karen
      Responder

      A mí también me ayuda a mis tareas.

  5. omar
    Responder

    Me ayudaron a hacer tareas.

  6. Daniel
    Responder

    Es cierto amigos igual me ayudaron a hacer la tarea.

  7. Laura y John
    Responder

    Muy bonito el cuento.

  8. vane
    Responder

    A mi me ayudó todo el año para hacer la tarea.

  9. ...
    Responder

    Si me salve de la tarea, gracias.

  10. Julia
    Responder

    Y a mi también .❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤💖💖💖💖💖💖💖 Aprendo mucho con estos cuentos.

  11. Emmanuel
    Responder

    Muy lindo el cuento

  12. anita guzman
    Responder

    es muy chevere y tambien me ayudo a hacer mi tarea

Envía un comentario
Más en Cuentos con moraleja
El carrete mágico

Había una vez un pequeño príncipe, inquieto y travieso, que no le gustaba estudiar. Cuando sus padres le reprendían, se...

Cerrar