Menú

Chistes malos

¡Hola! Has llegado a una de las mejores secciones de Chiquipedia, la de chistes malos cortos, pero igualmente muy graciosos. Te hemos preparado los mejores vídeos con chistes malísimos pero que dan risa, ¿Quieres comprobarlo? ¡Adelante!

Chistes malos cortos

Chistes malísimos que dan risa

Chistes que son malos pero buenos

Chistes malos para niños

Si hay algo que nos guste, es reírnos. Según dicen los estudios, reírse alarga la vida además de otras grandes ventajas por lo que es una actividad que nos ayudará y además nos hará pasar un rato muy, pero muy divertido. Para pasar momentos como este, suele ser habitual que durante alguna reunión alguien cuente un chiste sobre un tema a tratar, o simplemente porque quiere relajarse con risas.

Son pequeños textos que buscan la burla, o una situación disparatada que provoca las carcajadas en los oyentes. Normalmente suelen ser sin sentidos, tan sola un conjunto de palabras con una extensión corta y que tiene la finalidad de buscar la intención de hacer reír a todos los oyentes.

Existen cientos que nos hará disfrutar, tenemos los chistes “buenos” y los chistes “malos”, siendo este segundo grupo uno de los más divertidos por el público. A pesar de que todos conocemos que es un chiste malo, acabaremos cayendo en la tentación de reírnos y de compartirlo con el resto de amigos. Porque no hay más bueno que la risa floja que se suelta con un chiste malo.

Este tipo de historietas es una opción perfecta para fomentar la lectura de los pequeños, también para pasar tiempo con ellos de manera entretenida, riéndonos en familia. Podemos aprenderlos junto a ellos, y dejar que practiquen y entrene la dicción. Son textos cortos que podemos usar para que los niños pronuncien y hablen frente a un público. También entrenará su memoria en memorizar cada palabra y en decirla en voz alta sin equivocaciones. Por supuesto, chistes malos cortos también tiene la posibilidad de jugar con pequeños cambios o adaptaciones al entorno y sobre todo, con la interpretación de cada uno.

Un chiste bueno o malo, puede convertirse en un chiste sin gracia si el orador no pone empeño y ganas en hacer reír al resto del grupo. Se necesita un toque diferente, un poco de interpretación y sobre todo, tener gracia cuando estamos contándolo. No todos tienen el don para contar chistes malos para niños, pero te ayudamos a conseguirlo.

Para pasar los mejores momentos, te recomendamos que aproveches y aprendas los chistes muy malos que dan risa de esta página, te dejamos chistes con humor para todo tipo de público y así podrás lucirte como el rey del humor. Compártelo con los más pequeños, y disfrutar de la risa juntos.

¡Comparte, aprende y diviértete!
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone
Calificación: 4.5/5 (547 votos).

También te interesará:

Envía un comentario
Más en Chistes
chistes graciosos
Chistes graciosos

Estás en la sección de chistes graciosos para niños, en la que hemos preparado la selección en vídeos de los...

Cerrar