Menú

Trabalenguas infantiles

El Rey de Constantinopla esta constantinoplizado.
Consta que Constanza, no lo pudo desconstantinoplizar
El desconstantinoplizador que desconstantinoplizare al Rey de Constantinopla,
buen desconstantinoplizador será.

Pepe Pecas pica papas con un pico,
con un pico pica papas Pepe Pecas.
Si Pepe Pecas pica papas con un pico,
¿dónde está el pico con que Pepe Pecas pica papas?

Me han dicho que has dicho
un dicho que he dicho yo.
El que lo ha dicho, mintió.
Y en caso que hubiese dicho
ese dicho que tú has dicho
que he dicho yo,
dicho y redicho quedó.
y estaría muy bien dicho,
siempre que yo hubiera dicho
ese dicho que tú has dicho
que he dicho yo.

Cuando cuentes cuentos,
cuenta cuantos cuentos cuentas,
porque si no cuentas cuantos cuentos cuentas
nunca sabrás cuantos cuentos cuentas tú

Parra tenía un perro.
Guerra tenía una parra.
El perro de Parra subió a la parra de Guerra.
Guerra pegó con la porra al perro de Parra.
Y Parra le dijo a Guerra:
“¿Por qué ha pegado Guerra con la porra al perro de Parra?”
Y Guerra le contestó:
“Si el perro de Parra no hubiera subido a la parra de Guerra,
Guerra no hubiese pegado con la porra al perro de Parra.”

No me mires que nos miran,
nos miran que nos miramos,
miremos que no nos miren
y cuando no nos miren nos miraremos,
porque si nos miramos
descubrir pueden
que nos amamos.

El amor es una locura que solo el cura lo cura,
pero el cura que lo cura comete una gran locura.

Trabalenguas infantiles fáciles para niños

Estos tipos de trabalenguas infantiles están escritos para que los niños puedan aprender y practicar la dicción en voz alta, así como hablar sin que su lengua se trabe. La mayoría de estos están formados por divertidas palabras que un niño podrá identificar fácilmente. En la mayoría de las ocasiones, los protagonistas son los animales, colores, u otro objeto que un niño sería capaz de reconocer nada mas oírla. Otra particularidad de estos es que suelen ser corto y con un grado de dificultad muy baja.

Todos hemos sido niños y hemos aprendido el famoso de los “tres tristes tigres”. Aun cuando alcanzamos la edad adulta son muchos los que no son capaces de pronunciar sin que se trabe la lengua con este conocido trabalenguas para niños que ha crecido con todos nosotros pasando de padres a hijos.

Permiten en los niños y en los adultos controlar y practicar la dicción en voz alta y ser capaz de pronunciar cualquier palabra a pesar de que su dificultad sea elevada. Es una forma de ejercitar y mejorar la forma de hablar de los niños y también de nosotros mismos. Por eso, la mejor manera de enseñar a los más pequeños es practicar con ellos y jugar a este divertido pasatiempo que tantas risas provoca.

Un trabalenguas infantiles fáciles está formado por palabras con fonemas similares entre sí con aliteraciones y en muchas ocasiones con rimas. También suelen estar formado por palabras que a pesar de no existir en el vocabulario, se comprende por su contexto. Es algo muy común encontrase una palabra desconocida pero que entendemos perfectamente a pesar de no tener un significado. De esta manera podemos tener famosos que viven con el paso del tiempo convirtiéndose en parte de nuestra cultura popular.

En Chiquipedia queremos que este fantástico juego se convierta en parte de tu día a día, y puedas disfrutar con los más pequeños de estos trabalenguas infantiles. Un juego que sirve para aprender a la vez que os reis los unos de los otros ante las palabras más difíciles de pronunciar provocando que nuestra lengua se trabe sin llegar a pronunciar ninguna de las palabras correctamente. Os invitamos a elegir vuestros favoritos y a disfrutar allá donde vayáis, porque estos tipos de oraciones siempre quedan en la mente de los niños.

¡Comparte, aprende y diviértete!
Share on Facebook1Share on Google+2Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Calificación: 4.7/5 (35 votos).
2 comentarios
  1. Kubra marisol quilik yañes
    Responder

    Son hermosos todos los trabalenguas, te ayudan a leer muy bien.

  2. FEITA
    Responder

    Gracias por los trabalenguas

Envía un comentario